Volviendo a nuestras raíces

Yo nunca tuve pueblo.  De pequeña envidiaba a mis compañer@s de clase cuando terminaba el cole y se iban a los pueblos de sus abuelos a pasar el verano. Alli se reencontraban con sus pandillas con los que contarse como habia ido el curso y disfrutar de un montón de experiencias como ir al rio a bañarse o quedarse jugando por las noches hasta las tantas mientras las abuelas tomaban el fresco… Mis veranos en la piscina también eran divertidos pero siempre tuve ese gusanillo.

Así que cuando el otro día los papas de un compañero de guarde de mi hija nos propusieron ir a pasar el día a su pueblo, al más puro estilo rural, accedí encantada. Pensé que sería una preciosa experiencia para padres y niños y no me equivocaba.

Llegamos prontito y ya tenian preparado el caballo con el carro para llevar a todos los niños a la era, nada menos que a segar!

wpid-IMG-20130615-WA0002-1.jpg

Esta claro que con 3 años no iban a coger la oz, pero sí que ayudaron muy dispuestos a hacer “haces” algo que yo evidentemente no tenia ni idea de lo que era y resultaron ser una especie de atillos que se hacen con las hierbas segadas.

Con que orgullo mostraba mi hija su haz!

wpid-IMG-20130618-WA0013.jpg

Pero éste fue sólo el principio. Después subieron al caballo, primero de uno en uno y luego hasta de cuatro en cuatro, como son tan pequeñitos! y al terminar volvimos al pueblo remolcados por un tractor. Una vez allí recorrimos el pueblo entre canciones populares acompañadas con flauta y tamboril, un tamboril que los niños después tubieron oportunidad de tocar.

Nos tenían preparada una deliciosa comida típica. Y por la tarde tras la siesta bajamos al río a pescar cangrejos.

Fue un día increible que permanecera mucho tiempo en la cabeza de niños y mayores.

Publica Rocío

2 comentarios en “Volviendo a nuestras raíces

    • Ya te digo! bueno se portaron de 10 no, de 100! fue una pasada de excursión y los peques pues imaginate, como locos. Luego cada uno habiamos llevado un postre, tortillas, empanadas, asi que los papis también disfrutamos un montón con la comida y nos sirvió para conocernos más porque hasta entonces todos eramos “la mama de…” o “el papa de…” jeje Por cierto que yo llevé unos cakepops que tuvieron muchisimo éxito, ya publicaré la receta!

Un blog se alimenta de comentarios, nos dejas el tuyo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s