Clases de estimulación de bebés I

Hoy os quiero hablar de uno de mis descubrimientos recientes y que más ilusión me ha hecho: se trata de las clases de estimulación temprana de bebés. Supe de ellas, al igual que de la gimnasia para embarazadas y la gimnasia hipopresiva (post parto) gracias a mi querida amiga Carmen. Ella, estando embarazada del pequeño Victor acudió a estas clases con nuestro monitor Arturo, y me fue contando todos sus beneficios a medida que avanzaba mi embarazo de Ariadna. A los 6 meses empecé la gimnasia para embarazadas, luego la post parto y cuando Ariadna cumplió los 5 meses decidí que era el momento de empezar con la estimulación temprana.
Carmen me había contado maravillas de como su peque había ido haciendo progresos y hasta había visto algunas fotos en la web http://www.embarazadassalamanca.com pero el día que dimos la primera clase quedé maravillada y sorprendida de hasta que punto un bebé, estimulado correctamente, puede progresar.

image

No se trata ni mucho menos de querer que nuestro pequeñaj@ sea el primero en nada, ni que creamos que sin estas clases no vaya a gatear o andar. En mi caso decidí apuntarnos porque siendo la 2@ inevitablemente siento que le dedico mucho menos tiempo del que tuve para su hermana, y me da mucha pena por ella y por mí. Así que estas 2 horas a la semana son, aparte de los ratitos que le vamos arañando al día, NUESTRO momento; de jugar, de aprender, de interactuar.

Y para que os hagais una mejor idea, y quién sabe, las que teneis bebes o estais en proceso ( 😉 ) os animeis a esta bonita experiencia os voy a contar en que consiste una clase.

Tuve la gran suerte de que nuestras primeras sesiones tuvimos a Arturo (el monitor) para nosotras solitas; y como además, todo hay que decirlo, que es un cielo en una de ellas dejó que estuviesemos la familia al completo!! Siiii fue genial!! No os haceis idea, lo que disfrutó la mayor ayudando en los ejercicios con su hermanita; y el papá tumbado en la colchoneta y jaleando a la pequeña cada vez que conseguía algún “pequeño objetivo”
Yo como os podeis imaginar babero en ristre y camara en mano para poder contaroslo con todo detalle. 🙂

image

Publica Rocío

Anuncios

Lactancia y vuelta al trabajo

Como os contaba hace unas semanas llegó el temido momento de la reincorporación.

Una de las mayores dificultades con las que nos encontramos las madres durante la lactancia es el momento de incorporarnos al trabajo. En algunos casos estas dificultades hacen que la madre tenga que dejar de amamantar a su bebé y se sienta decepcionada por ello.

Aquí os vamos a dar unas pautas para intentar que ese momento sea exitoso.

Lo principal es comenzar a sacar leche y congelarla unas semanas antes. Os recomiendo que compréis un extractor de leche eléctrico, porque los manuales son más latosos. Existen además unas bolsas de congelación de la marca Medela, que son idóneas para esta función.

Proceso de almacenamiento de leche:

Una vez extraida la leche se debe colocar en la nevera hasta que se enfríe y después ya se puede congelar.

Se puede mezclar leche extraida en distintas tomas, una vez que esté toda a la misma temperatura.

La duración de la leche materna es la siguiente:

  •  A 15 ºC: 24 horas
  • A 19 – 22 ºC: 10 horas
  • A 25 ºC: de 4 a 8 horas
  • Refrigerada entre 0 y 4 ºC: de 5 a 8 días

image

LECHE CONGELADA

  • En un congelador dentro de la misma nevera: 2 semanas
  • En un congelador que es parte de la nevera pero con puerta separada (tipo combi): 3 -4 meses. (La temperatura varía según lo frecuentemente que se abra la puerta)
  • En un congelador separado, tipo comercial con temperatura constante de -19 grados C : 6 meses o más.

Estas son recomendaciones de la liga de la leche.

Las necesidades de leche a congelar variarán en función de los meses que tenga el bebé cuando os incorporéis. Si ya ha cumplido los 6 meses, ya estará con la alimentación complementaria y sus necesidades serán menos.

Pero lo que también hay que tener en cuenta es la salud de madre, es decir, en ocasiones nos centramos mucho en la alimentación del bebé pero no tenemos en cuenta que para nuestro pecho pasar de sacarle la leche cada 3 o 4 horas cuando el niño mama, a sacársela a las 8 o más, puede traernos complicaciones como molestias, dolor, aumento de la temperatura corporal o mastitis.

Os recomiendo para evitar estos problemas que os llevéis el sacaleches al trabajo en la medida de lo posible. Para en un caso de necesidad extraeros un poco y así aliviar los síntomas. Si quereis guardar lo extraido llevad una pequeña nevera con un par de placas de las que venden para congelar y así se mantendrá a temperatura óptima hasta que lleguéis a casa.

Sino  podeis extraerla y tirarla, la cuestión es evitar las molestias que produce la acumulación de leche en el pecho durante muchas horas.

Si notais el pecho muy congestionado aplicad calor durante la toma y frio al terminar.

Aunque los primeros días pueden ser difíciles, el pecho enseguida se acostumbrará a los nuevos horarios y adaptará la producción a las necesidades de vuestro bebé.

Yo que ahora mismo estoy en esa situación os recomiendo paciencia, para mi esta siendo estresante pero procuro pensar que estoy haciendo lo mejor para ella y eso me compensa lo demás.

Publica Rocío.