Decorando la habitación del bebé

Una de las primeras cosas que nos vienen a la mente cuando nos enteramos de que estamos embarazadas es como será su habitación. Tenemos infinidad de posibilidades dependiendo de las características del cuarto. En mi caso cuando nació Noa viviamos en un piso con las paredes de gotelé. Ahí las posibilidades se reducen bastante, nada de papeles pintados, ni dibujos, ni vinilos….pero eligiendo bien los colores y la cenefa el resultado puede quedar muy bonito. En aquella ocasión optamos por pintar las dos columnas en un tono más fuerte para jugar con el contraste.

DSCF2910

Para la habitación de la peque de la familia ya estabamos en la casa actual y al tener paredes lisas optamos por las rayas rosas y blancas para la parte inferior que quedan monísimas para mi gusto, y un tono tierra para la parte superior.

La cenefa elegida de globos nos gustó mucho porque da mucha calidez pero es muy neutra ya que si la eliges demasiado infantil corres el riesgo de que con 5 o 6 años el niñ@ te diga que ya es “mayor” para ositos, patitos, pocoyós… Las rayas están hechas con pintura ya que probamos el papel pintado en otra habitación y cuesta ponerlo; además si no tienes práctica siempre quedan pequeños fallos.
La técnica que utilizamos para hacer las rayas os la contará María en otro post puesto que fue ella la pionera.

image

Publica Rocío

Papá no ayuda, Papá ejerce de Papá

Este post lo escribo porque oigo mucho lo de “no te puedes quejar de novio, te ayuda en todo”, “es un padrazo, se ocupa del niño” y creo que es un error.

Mi pareja no me tiene que ayudar, tiene que hacer igual que yo las cosas porque para eso vivimos juntos y tenemos una casa los dos.

Antes de tener al niño, era eso de que suerte tienes que cocina él, o que si tiene que pasar el aspirador lo pasa… y yo contestaba faltaría más!!! Si los dos trabajamos fuera de casa, los dos tenemos que trabajar dentro de ella, no entiendo que para mí sea “mi trabajo” y para él “una ayuda”.

Puedo entender que antes era así, había otra educación y otra manera de ver las cosas, la mujer habitualmente se quedaba en casa y claro, si uno de los dos no trabaja fuera lo lógico es que trabaje dentro, pero ahora, que la gran mayoría trabajamos fuera, no tiene sentido. Al menos para mí.

Siempre hemos hecho las cosas juntos, a uno se le dan mejor unas tareas  y a otro otras, las compaginamos y ya esta. Y si tenemos un ratito para descansar, descansamos los dos, no uno llega y se sienta a la tele y mientras otro prepara la cena, tiende una lavadora…, en mi casa desde luego NO.

Eso antes, y ahora con el niño, los comentarios son que menudo padrazo que le cambia los pañales, le saca de paseo, le duerme… pues insisto, esque también es su padre y también se tiene que ocupar del niño de la misma manera que yo. Es curioso, porque a la vez que alaban al padre, esos comentarios son un poco despectivos hacía mi como madre.

Es verdad que en nuestro caso no hemos tenido ni que hablarlo, los dos tenemos muy claro ese tema y pensamos igual, y cuando tuvimos al niño, a los dos nos apetecía cuidarle y los dos le cuidábamos, no yo por ser mamá tenía derecho a cambiarle mas pañales o bañarle… lo único que tuve en exclusiva fue la teta, pero cuando pasamos al biberón igual, unas veces uno otras otro…

IMG_3394 con nombre

Hemos conseguido que la relación de papá y mamá con el peque sea muy parecida, el niño no necesita especialmente a uno u otro para comer, para dormir… esta acostumbrado a los dos, y me parece que es muy bueno para el niño.

Cómo lo veis?, Pensáis que una madre es una madre o que un padre puede ser igual de cariñoso y atender las necesidades del niño igual que una mamá?

Publica María

Hemos probado…tratamiento postparto en el SPA

Hoy os quiero hablar de un tratamiento que he probado recientemente. Las navidades pasadas mi marido tuvo el detallazo de regalarme un bono para un tratamiento postparto en un SPA urbano. Aún me faltaban 3 meses para dar a luz y había que pasar la cuarentena así que se ha hecho esperar, pero ha merecido la pena.

La sesión comienza con un circuito termal, para las que no lo hayais hecho nunca consiste en meterse en una piscina de agua caliente que tiene distintos chorros para las distintas partes del cuerpo.

image

Después pasas al baño turco 20 minutos o lo que aguantes porque el calor es sofocante. Luego una ducha fria, la sauna, el pedilubio(caminar sobre una senda de piedas marinas mientras te aplican sobre los tobillos chorros de agua fria y caliente, para activar la circulación).

image

Y por ultimo las duchas contraste. Después te relajas en una sala chill out con una infusión o un zumo.

De ahí te pasan a una cabina donde te aplican un masaje relajante, de cuerpo entero con aceites esenciales. Una auténtica delicia!

image

Y para terminar una limpieza facial (superficial) en la que limpian la piel después aplican peeling de frutas, mascarilla e hidratación.

Un tratamiento de unas dos horas ideal no solo para sentirte bien después del parto sino para cualquiera que quiera relajarse y mimarse un poco.
Publica Rocío