Mi hijo eso nunca! Actividades extraescolares

Siempre he criticado a los padres que se empeñan en apuntar a sus hijos a un montón de actividades extraescolares para que estén preparadísimos. Que si ajedrez, musica, inglés, baloncesto… Los pobres niños estresados, sin tiempo para jugar, al final de curso le han cogido tirria al piano o salen corriendo cada vez que ven el violín.

Entiendo que hay padres que por su trabajo no tienen más remedio que hacerlo con todo el dolor de su corazón. Pero seamos realistas, por más que nos empeñemos en que nuestros hij@s sean premios nobel o ingenieros el que mucho abarca poco aprieta. Yo prefiero que mi niña sea feliz y vaya medio bien en el cole, aunque desafine con la flauta y no enceste ni a la de tres.

image

Dicho esto os presento el horario escolar de mi niña de 3 años:

De 9 a 14h colegio

Tardes:

Lunes: inglés
Martes: alfarería
Miercoles: inglés
Jueves: alfarería

Pero que madre tan incongruente soy!! Si dije que mi hij@ eso nunca!!!

Pues un poco sí pero lo veo de esta manera. Las clases de ingles son con la profe nativa de la guarde, a la que adora, y hemos apuntado a todos los amiguitos. Su manera de enseñar es mediante juegos y canciones y a ellos les encanta.

La alfarería lo dudé, por no sobrecargarla pero me han asegurado otras mamas que sus hijos se lo pasan pipa haciendo vasijas y moldeando el barro y tengo ganas de que lo pruebe. Por supuesto si no le gusta lo dejamos sin problemas.

Total que yo creo que he elegido dos actividades que le gustarán y harán mas entretenidas las tardes de invierno en las que apenas se puede disfrutar al aire libre. Aunque estaré muy atenta y si veo que la he sobrecargado se las quito, porque lo más importante a su edad es el juego.

publicado por Rocío

2 comentarios en “Mi hijo eso nunca! Actividades extraescolares

  1. Yo creo que más que la acumulación de actividades lo peor es llevarlos obligados. Cuando éramos pequeños mi hermano quería hacer de todo, en nada aguantaba mucho tiempo, y mis padres lo iban cambiando de una actividad a otra para ver si encontraba la definitiva. Y él tan feliz porque hacía todo lo que se le antojaba y nunca le obligaban a quedarse en una clase que le disgustase. Pero hay padres que se empeñan en que el niño juegue al fútbol, la niña vaya a clases de baile ¡y resulta que los que han elegido la actividad son los padres sin tener en cuenta los gustos de los peques! Eso sí, yo creo que la mía lo del inglés trataré al menos de probar a ver si le gusta, porque como es tan necesario… ¡pero si va a ir pataleando a clase cambiaremos de actividad y todos contentos!

Un blog se alimenta de comentarios, nos dejas el tuyo?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s